Compartir
Publicidad

Las leches desnatadas no logran niños más delgados y con más vitamina D

Las leches desnatadas no logran niños más delgados y con más vitamina D
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las leches semidesnatadas o desnatadas podrían no saciar a los niños como la leche entera, por lo que recurrirían a otros alimentos y aumentarían su consumo de calorías, de modo que finalmente son los niños que toman leche entera los que estadísticamente serán más delgados y recibirán mayores dosis de vitamina D, esencial para el desarrollo.

Es al menos lo que sugiere un estudio realizado por investigadores del Hospital St. Michael de Toronto (Canadá).

Para llevar a cabo el estudio, se estudio a 2.745 niños con edades comprendidas entre los 2 y los 6 años, a los que tomaron muestras de sangre para analizar sus niveles de vitamina D. Los padres de los padres fueron los encargados de medir la altura y el peso de sus hijos para calcular su índice de masa corporal (IMC).

Glass 1587258 960 720

La cuestión de que estén más delgados podría explicarse en que al tomar más grasas con la leche entera están más saciados, aunque tampoco se sabe con seguridad, tal y como señala el autor principal del estudio, Jonathon Maguire:

Es posible que los niños que tomaban leche entera se sintieran más saciados que aquellos que bebían las mismas cantidades de leche desnatada o semidesnatada. Y si no se sienten ‘llenos’ tras beber la leche, la probabilidad de que tomen otros alimentos menos saludables o con más calorías es mucho mayor.

Vitamina D

¿Y por qué tienen más vitamina D en el organismo?

Esto podría deberse a que la vitamina D es liposoluble, lo que quiere decir que se disuelve mejor en la grasa que en el agua. Así, la leche con mayor contenido graso tiene más vitamina D.

En definitiva, tal vez las guías de nutrición infantil debería empezar a revisarse a la luz de estas nuevas conclusiones.

Naturalmente, la leche igualmente está perfectamente recomendada para los niños, a pesar de los mitos que corren por ahí sobre que el ser humano es el único que bebe leche una vez destetado. De hecho, un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition ha concluido que el no consumo de leche de vaca en niños se vincula a menor densidad ósea y a baja estatura.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad