Muchas más cosas que no sabías sobre animales que creías conocer muy bien (III)

Sigue a

Seguimos con más animales bastante comunes para fijarnos en sus características más insólitas, en la línea de la anterior entrega a esta serie de artículos.

El zorro

  • Los zorros siempre atacan solos, nunca en grupo; y además no atacan a gatos o perros, a no ser que se vean acorralados. Tampoco masacran gallinas por diversión, como se cree popularmente.

  • La mascota del navegador de Internet Mozilla Firefox es confundida a veces con un zorro (el nombre “firefox” significa literalmente “zorro de fuego”), pero en realidad se trata de un panda rojo (Ailurus fulgens).

La hiena

  • Como tienen la vagina cerrada, las hienas hembras usan el clítoris para orinar, aparearse y parir. Sí, la hiena hembra da a luz a través de su “pene-clítoris”. No en vano, los partos son dolorosos y provocan desgarros que acaban con la vida de 1 de cada 10 madres y la asfixia del cachorro que nace en primer lugar.
  • Engullen un tercio de su peso corporal en sólo media hora. Y lo devoran todo: el ácido clorhídrico concentrado de sus intestinos digiere incluso la piel y los huesos (de ahí los restos de calcio en sus excrementos).

La foca

  • Las focas, a pesar de su aspecto bonachón, son tan peligrosas como los osos. Además son muy crueles, incluso con sus seres queridos.
  • En el mar, la foca aún es más peligrosa, pues cazando en el agua es dos veces más eficaz que un león en tierra firme. Las focas elefantes pueden bucear durante 2 horas seguidas y alcanzar profundidades de 1.500 metros.

En la siguiente entrega de esta serie de artículo, más animales.

Vía | El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) de John Lloyd

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios