Características de una raqueta de tenis

Síguenos

Siguiendo la estela iniciada con Características de un balón de fútbol, hoy toca zambullirnos en esas características y detalles técnicos de un objeto en apariencia tan anodino como una raqueta de tenis. Después de leer sus detalles, la próxima vez que aferréis una raqueta será como si ésta fuese una espada mágica. O algo así.

-Una raqueta de tenis, desde hace ya siglos se rige por el estándar de medir de 60 a 70 centímetros de largo y de no superar nunca los 400 gramos de peso. Hablamos de raquetas funcionales, claro, no de esculturas ni raquetas de juguete.

-Sin embargo, en la actualidad, la Federación Internacional ha establecido las siguientes medidas exactas: 81,3 centímetros de longitud máxima desde el extremo del mango al bastidor, y una superficie cordada de 39,4 centímetros de largo por 29,2 de ancho.

-Los materiales que se emplean para la fabricación de la raqueta moderna son el vidrio y el grafito. Hasta la década de 1960 la mayoría de las raquetas eran de madera, con empuñadura de cuero. En 1967, aparece la primera raqueta de acero diseñada por el jugador Arthur Ashe. Era más fuerte y más liviana que las de madera. En los años 70 surgen las raquetas de aluminio que ofrecían menor peso, más potencia y control.

-Una raqueta que funcione correctamente deberá devolver la pelota con mayor o menor velocidad dependiendo de la tensión del cordaje. Con una tensión de 17 kilogramos, la pelota podrá alcanzar los 230 kilómetros por hora.

-Cuando la raqueta está siendo usada por un profesional suele cambiar de cordaje según la temperatura y la humedad ambiente, o si el encuentro deportivo se juega en pista cubierta o no.

-Para suavizar las vibraciones que al golpear con la raqueta se producen en el brazo del jugador, las raquetas llevan una especie de amortiguador o elemento de gomaespuma en el borde inferior del bastidor.

-En un partido de campeonato, la raqueta suele cambiarse unas 8 o 10 veces. Debido a la tensión a la que esta sometida y la importancia de que mantenga todas sus características intactas, las grandes figuras del tenis mundial actual rompen hasta 100.000 cordajes al año.

Leído de corrido, más que una raqueta de tenis parece que estemos hablando de una máquina de precisión, un desafío de la ingeniería.

Más información | Wikipedia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios