Síguenos

La fotografía que encabeza este post podría parecernos el Gran Cañón del Colorado. Y en cierto modo lo es, pero debería llamarse el Pequeño Cañón del Colorado. O mejor: el Microcópico Cañón del Colorado. Y es que la foto solo muestra una grieta de de tan sólo 30 micrometros en una lámina de acero.

La imagen, galardonada con el primer premio de la última edición del FEI Owner Image Contest, un premio que organiza anualmente esta compañía especializada en la producción y distribución de instrumentos ópticos de gran precisión, fue capturada por a investigadora Martina Dienstleder en el Austrian Center for Electron Microscopy and Nanoanalysis.

Para ello usó un microscopio electrónico, y posteriormente coloreó la imagen para que se asemejara a la estampa de el Gran Cañón del Colorado (las imágenes de los microscopios electrónicos son en blanco y negro). Es una pequeña licencia, pero sin duda menor. Además, nos ofrece una pequeña ironía: posiblemente todos los viajeros que estén visitando el Gran Cañón del Colorado no tengan presente que en algunos elementos de su equipo podrían haber cientos de réplicas microscópicas de lo que están visitando.

Vía | Abadía digital

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios