Compartir
Publicidad

¿Qué hacemos con los chinos y los indios?

¿Qué hacemos con los chinos y los indios?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Estados Unidos es un importante factor en la emisión de carbono. Sin embargo, en breve, cuando hagamos una comparativa mundial, no lo será tanto. Así que quizá estamos cargando demasiado las tintas hacia ellos.

Por ejemplo, si consiguiéramos que Estados Unidos redujera en un 25 % las emisiones domésticas de carbono y el 10 % de las emisiones totales, las emisiones de carbono a nivel planetario solo se reducirían en un 10 %.

Sin embargo, habida cuenta de que la India y China tienen muchos más habitantes que Estados Unidos, si las emisiones de tales países alcanzaran los niveles per cápita de Estados Unidos, el consumo mundial de carbono se incrementaría en un 139 %.

Tal y como señala Edward Glaeser en su libro El triunfo de las ciudades:

Hoy en día, Estados Unidos es el segundo mayor emisor del mundo de carbono; de media, los estadounidenses emiten alrededor de unas 20 toneladas de dióxido de carbono por persona y año. Los canadienses, que también conducen mucho, emiten casi la misma cantidad. Los habitantes de Europa Occidental son mucho más ecológicos: los ingleses emiten algo menos de 10 toneladas de dióxido de carbono por año; los italianos son responsables de unas 8 toneladas, y los franceses, gracias a sus centrales nucleares, solo producen unas 7 toneladas de dióxido de carbono por persona y año.

En la actualidad, China produce casi 5 toneladas de dióxido de carbono por persona y año. La India, 1. Si se consiguiera, por ejemplo, que los chinos y los indios se mantuvieran los niveles de consumo de Francia, las emisiones mundiales “solo” aumentarían en un 30 %.

En otras palabras, es más importante fomentar pautas de consumo europeas en vez de estadounidenses que fomentar que los estadounidenses consuman menos; aunque también es necesario, naturalmente.

La mayoría de las emisiones de carbono de China proceden de la industria. Sin embargo, el consumo doméstico aún sigue siendo moderado:

Mientras que la familia media del área de Washington D.C. genera 43 toneladas de dióxido de carbono al año, la familia media de Pekín solo emite 3,9, hay que tener en cuenta que Pekín es una de las ciudades más marrones de toda China.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad