Se acabaron las agujas: nuevo método para medir la glucosa sin necesidad de extraer sangre

Sigue a Xatakaciencia

La sensación de pensar que nos tienen que clavar una aguja en el brazo para extraernos sangre se podría acabar pronto. Al menos cuando nos quieran medir los niveles de glucosa. ¿La alternativa? La luz. Concretamente la Espectroscopia Raman.

Los pacientes de diabetes tipo 1 podrían controlar su enfermedad gracias a este equipo del Laboratorio de Espectroscopia del Instituto de Massachussets, tras 15 años de investigación. La máquina usa tecnología de luz no invasiva para medir los niveles de glucosa en sangre escaneando el brazo o el dedo del paciente con infrarrojo cercano.

El dispositivo, entonces, distinguiría los componentes químicos identificando la frecuencia de vibración de los enlaces de las moléculas. El infrarrojo no penetra más de un milímetro por debajo de la piel, de modo que en realidad no mide la glucosa en la sangre, sino el nivel de glucosa en el fluido intersticial que rodea las células.

Pero gracias a un algoritmo es posible calcular, con este nivel, los niveles de glucosa en sangre.

Como toda nueva tecnología, tiene aún sus limitaciones, puesto que si el paciente consume glucosa o algún producto azucarado, tomaría aproximadamente unos 10 minutos para que el nuevo nivel de glucosa se vea reflejado en el fluido intersticial. Pero este obstáculo ha sido se está superando gracias a la medición a través de un método de cálculo llamado doble Corrección de Concentración Dinámica.

Vía | Sólo Ciencia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios