¿Qué energía utilizamos? (I)

Sigue a

Bombillas


A través del siguiente artículo pretendo exponeros una panorámica de la situación energética en el mundo y ver el papel que juega en ella las energías renovables. El mundo que conocemos hoy día se basa en el consumo de energía. Ya sea para poder producir electricidad energía eléctrica, calentar nuestras casas o simplemente para mover nuestros coches e ir a trabajar. Necesitamos energía pero, ¿qué energía podemos utilizar? ¿de dónde proceden? ¿cuál usamos más?.

Las fuentes de energía pueden clasificarse en dos grupos: no renovables y renovables. Las primeras son aquellas energías cuyos sus recursos son limitados y no podemos reabastecerlos de forma inmediata. Por ejemplo, el petróleo se formó hace millones de años a través de algas marinas y animales. No se puede generar petróleo en un corto período de tiempo. Por otro lado, las fuentes de energía renovables tienen la capacidad de reabastecerse rápidamente y de forma natural (energía solar, eólica, etc.)

Las principales fuentes de energía no renovables que se utilizan hoy día son:

  • Petróleo: El petróleo se forma a partir de los restos de animales y plantas que vivieron hace millones de años en un medio acuoso antes de los dinosaurios. Durante todos esos años, los restos de animales y plantas quedaron cubiertos por capas de arena y limo (lodo blando que forma depósitos). El calor y la presión de estas capas ayudaron a transformarlo en lo que hoy llamamos petróleo crudo. La palabra “petróleo” significa “aceite de piedra” o “aceite de la tierra”. Tras extraer el petróleo de la tierra y refinarlo obtenemos diferentes productos de él, como la gasolina, el diésel, o el combustible para calefacción que se utiliza en muchas casas americanas.
  • Gas Natural: El principal elemento del gas natural es el metano. Un compuesto integrado por un átomo de carbono y cuatro átomos de hidrógeno. Hace millones de años, los restos de plantas y animales en descomposición formaron una serie capas. Esta materia se denomina materia orgánica (que una vez estuvo viva). Con el tiempo, arena y lodo se transforman en roca cubriendo esta materia orgánica. La presión y el calor se encargaron de transformar algunos de estos materiales en carbón, un poco petróleo, y otros en gas natural (pequeñas burbujas de gas sin olor).
  • Carbón: El carbón es una roca sedimentaria combustible de color negro o marrón negro, compuesto principalmente por carbono e hidrocarburos. Es el combustible fósil más abundante producido en los Estados Unidos.
  • Energía nuclear: La energía nuclear es la energía en el núcleo de un átomo. Los átomos son partículas diminutas que componen todos los objetos en el universo. Hay una enorme energía en los lazos que mantienen unidos a los átomos. La energía nuclear puede ser utilizada para producir electricidad, pero primero la energía debe ser puesta en libertad. Esto lo conseguimos de dos posibles maneras: la fusión nuclear y fisión nuclear. En la fisión nuclear, los átomos se separan para formar átomos más pequeños, liberando energía. En la fusión nuclear, la energía se libera cuando los átomos se combinan o fusionan para formar un átomo más grande. Así es como el sol produce energía.

Con esto concluimos la primera entrega de este artículo. En la siguiente detallaremos las fuentes de energía renovables más utilizadas hoy día, la distibución del mapa energético en el mundo y el futuro que nos depara.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios