Compartir
Publicidad

Primeras evidencias humanas en el sudeste asiático

Primeras evidencias humanas en el sudeste asiático
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Las piezas de un cráneo encontrado en una cueva de Laos son la evidencia más temprana de la ocupación humana moderna en el Sudeste asiático, según un informe de los investigadores.

Los hallazgos, realizados por un equipo internacional, han sido publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences.

A pesar de las abundantes cuevas calcáreas, ha existido siempre cierta incertidumbre acerca de la llegada del hombre moderno al sudeste de Asia, debido a la falta de evidencia datable

Dice la Dra. Kira Westaway, arqueóloga de la Macquarie University y responsable de la actualización del proyecto.

La evidencia arqueológica y genética hasta la fecha respaldan la idea de que los humanos modernos migraron rápidamente fuera de África y estuvieron presentes en el extremo suroeste de Asia hace 90 mil años, mientras que en el sudeste hace 60 mil años.

Pero hasta ahora no hubo evidencia fósil de la ocupación humana en la parte continental de Asia sudoriental, siendo la evidencia más antigua de la zona, fechado en unos 40 mil años, un cráneo encontrado en la cueva de Niah Sarawak.

Westaway y sus colegas presentan el nuevo descubrimiento como el de mayor de edad, se encuentra en una cueva de piedra caliza conocida como Ling Tam Pa (Cueva de los Monos) en el norte de Laos.

El cráneo más reciente tiene rasgos humanos modernos, incluyendo los dientes y los huesos faciales.

Las técnicas de datación combinadas proporcionan una edad mínima de 46 mil a 51 mil años. La datación por Uranio de otros fragmentos de hueso indica una edad máxima de alrededor de 63 mil años.

Estos restos óseos proporcionan la evidencia más temprana de los humanos modernos en la parte continental de Asia Sudoriental y el primer fósil humano al este del valle del Jordán con rasgos morfológicos modernos humanos.

Sólo se puede entender la importancia de un sitio si su edad se ha establecido correctamente… Esta nueva técnica nos permitirá revisar sitios clásicos y afinar nuestra comprensión de su importancia

Concluye la Dra. Westaway.

Vía | ABC Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad